Producciones musicales

El escenario gira y el paisaje sonoro de la ciudad de Nueva York cobra vida con d&b

© Mark Seliger

El regreso de Lobby Hero a Broadway es una presentación magistral de la compañía Second Stage Theater en el teatro Helen Hayes. Cada momento de la acción dramática se representa en el vestíbulo de un edificio de apartamentos, en lo que es una clara demostración de la habilidad y sensibilidad de Kenneth Lonergan, el autor y ganador de un Oscar, para el diálogo realista cotidiano.

La mecánica de la representación es igualmente atractiva. El diseño del escenario giratorio de David Rockwell constantemente trae y lleva al público a través de intercambios episódicos personales y reveladores. Para asegurarse de que todo el mundo experimenta plenamente todos los matices, el diseñador de sonido Darron L. West decidió conocer la nueva pieza de tecnología de d&b, íntima y reveladora por igual: d&b Soundscape. La gran pregunta es ¿qué hizo que West fuera el primero en probar d&b Soundscape en Broadway?

“No había trabajado en este teatro antes”, explica West. “Para nosotros, fue curioso: es una sala que hace tiempo que existe, pero Second Stage Theater acaba de adquirirla y reconstruirla. La acústica es súper íntima, pero el desafío más grande ha sido el escenario giratorio: iba a ser un escenario sin paredes, en las que el sonido rebota, y esta característica determinaba que tendríamos que poner micrófonos a todo el mundo en el reparto. El escenario es enorme, pero la sala es pequeña e íntima, justo lo que queríamos. El sonido en la sala es excelente, amplio y directo. Hay espacio, tiene un sonido casi único, un poco como en el Booth Theatre, también en Broadway, pero aquí hay algo diferente. Tiene mucha anchura, hay mucho espacio alrededor de lo que se escucha”.

Charles Coes, diseñador asociado de West, vio una oportunidad para resolver el problema del escenario giratorio. “Sabíamos que Lobby Hero se iba a representar sobre una plataforma giratoria y hubo debates previos para que la plataforma giratoria se utilizara a baja velocidad para cambiar constantemente la perspectiva durante las escenas. Normalmente, Darron y yo creamos muy, muy cuidadosamente sistemas de refuerzo multizona con delay y esto es más difícil en una plataforma giratoria que se va desplazando, de modo que mi principal interés era el refuerzo. Así que hablamos sobre Soundscape y Darron se dio cuenta de que podría utilizarlo para crear efectos basados en objetos en lugar de niveles configurados manualmente, y también quiso ampliar el uso que haríamos de los efectos de sonido”. d&b Soundscape es un conjunto de herramientas que permite crear una experiencia de audición incomparable, incluyendo dos módulos opcionales de software y la activación con el motor de procesamiento de señal DS100. Para Lobby Hero, se utilizó el software En-Scene para permitir que West pudiera colocar y mover de manera individual hasta sesenta y cuatro objetos de sonido, que en este caso eran del familiar ambiente ruidoso de las calles de Nueva York. El despliegue de altavoces d&b no era muy diferente de lo que un diseñador de sonido haría normalmente en un espacio tradicional de teatro con proscenio: I/D en los niveles superior e inferior, clúster central y downfill, delays debajo y sobre el anfiteatro, y un sistema surround a lo largo de los niveles de orquesta y anfiteatro, más subwoofers. La diferencia es cómo puede afectar Soundscape a la entrega del sonido.

© Joan Marcus 1/3
© Joan Marcus 2/3
© Joan Marcus 3/3

“No reproducimos música como tal”, explica West, “sino que reproducimos los sonidos de Nueva York, el ruido de la calle, el tráfico, la gente, a medida que el escenario se mueve. Para que el arte dramático sea verosímil debe estar vivo en esos sonidos, como hacemos en nuestra vida cotidiana. Por eso, desde el principio, lo vi como la música de Nueva York y le dije a Charles que así era cómo quería que el público la sintiera”.

“d&b nos ofreció una asistencia técnica excelente”, continúa Coes. “Pese a que se trata de un producto nuevo, realmente ofrece seguridad y buenos resultados. Soundscape es un algoritmo exclusivo que se basa en tecnología con la que estamos muy cómodos. Dante y OSC son viejos amigos nuestros, igual que R1, por eso, aunque había una caja sofisticada ahí en medio, sabíamos cómo integrarla en el sistema y en el flujo de trabajo”. West continúa. “Lo único que yo no quería era que Soundscape tuviera demasiado protagonismo. Tenía que ser parte integral de la producción, no imponerse por encima de la representación. Y eso se ha conseguido: Lobby Hero sigue siendo un espectáculo de sutilezas”.

Coes está de acuerdo: “Lobby Hero no es un espectáculo en el que el sonido o el diseño predominen en general. Trip Cullman, nuestro director, nos mantuvo centrados en la fenomenal actuación de cada uno de los miembros de nuestro reparto. El mundo existe a su alrededor y en las transiciones también alrededor del público, arrastrándonos a nosotros. Soundscape nos ofreció un medio fácil de usar no solo para mantener en el centro el refuerzo y el contenido conceptual, sino también para ofrecerlo en un local con varias zonas acústicas difíciles. Darron nos mantuvo centrados en la historia: mi trabajo es encargarme de la tecnología que sustenta esa historia y que no la estorbe. Soundscape hizo que fuera fácil”.